Écrit par Sense Reporter

Un día Matías jugaba con un avión de cartón que él mismo había hecho e imaginaba que surcaba las nubes y era dueño del cielo. Cuando tuvo que bajar a la tierra y volver a la realidad ya no podía salir del avión. Se había quedado atorado pues su cuerpo ya era demasiado grande. Matías Portela es un diseñador industrial y empresario social nacido en Córdoba, Argentina que busca lo que muchos: la felicidad. Pero su camino hacia esa felicidad que desea, no sólo para él sino para todas las personas, está hecho de cartón corrugado.

elizabeth palacios mexicoAcerca del autor: Los temas de Elizabeth Palacios : emprendimiento, derechos humanos e impacto social. Viajera incansable que busca aportar un granito de arena buscando historias de quienes actúan para construir un mundo mejor. Ella no busca noticias, sino el rostro humano detrás de ellas. Colabora en el canal de emprendedores y negocios de BBC News, en Londres y en México es asesora en comunicación para el SenseCube y otras Startups. #humans #stories #social 

Quién es él ?

Tiene 32 años y los ojos aún le brillan cuando describe sus juguetes. Sí, Matías todavía juega y mucho. Lo hace con sus sobrinas de tres y siete años de edad que le apoyan como conejillos de indias pues él, ha creado Ondulé, una empresa que elabora juguetes educativos para niños y niñas hechos cien por ciento con cartón y material reciclado. Empresas como Ondulé son el punto de encuentro entre la responsabilidad social y ambiental y la sostenibilidad de un proyecto productivo.

Avión_cartón_juego_ondulé

La empresa de Matías

Creada en Córdoba, Argentina, Ondulé es una empresa que en un principio se ocupaba sólo del diseño de juguetes fabricados con material de reciclaje sin embargo, poco a poco fue evolucionando hasta convertirse en una empresa que genera empleo digno, a través de esquemas de comercio justo, para mujeres mayores que han quedado en situación de calle y para madres solteras que necesitan ganar dinero con una actividad que puedan realizar en su casa y así poder cuidar adecuadamente a sus hijos pequeños.

Cómo la idea se le ocurrio ?

Hace poco más de seis años que cursaba un diplomado en creación de empresas. Para lograr su calificación final tenía que presentar una idea de negocio. Él puso sobre la mesa la de hacer juguetes con cartón y el grupo la descartó, pero dentro de su corazón, Matías sabía que algún día esa idea sería viable.

“A mí nadie me regaló nada, pero yo nací en un hogar con oportunidades ».

 Así contactó a un amigo suyo que administraba una juguetería y le puso al tanto de los detalles del mercado del juguete en Argentina. También contactó otro amigo, hijo de un fabricante de cartón, que le explicó todo lo que tenía que saber sobre el mundo del cartón. Así, Matías decidió comenzar a crear los diseños y sobre todo, a diseñar procesos simplificados para crear productos que cualquier persona pudiera fabricar y armar. Así nació Ondulé.

una casa de cartón

La historia de la creación de Ondulé…

Recuerda que no tenían un solo peso y que para juntar su capital semilla hicieron una rifa de un viaje a Brasil, algo que para Argentina es realmente accesible por la cercanía. Junto a Santiago Guzmán y Guillermo Costa, sus socios, Matías comenzó entonces la aventura de crear juguetes educativos, que ayuden al desarrollo integral creativo de los niños, cuidando el medioambiente y además generen empleo para poblaciones vulnerables.

Pero el dinero obtenido de esa pequeña rifa no fue suficiente más que para hacer los primeros prototipos, por ello presentaron el proyecto al concurso “Ideas del Bicentenario”, impulsado por el gobierno de Córdoba, y lo ganaron. El premio era un crédito y con ello la posibilidad real de transformar un sueño en una empresa.

  Ondulé vos necesita, clique aqui para ayudarles

Y ahora, qué esta pasando ?

Hoy Ondulé ha ayudado a sus empleadas a cambiar su vida y la de sus hijos y esa es la verdadera ganancia millonaria para Matías quien asegura sentir el corazón lleno cada vez que ellas le dicen que gracias a Ondulé pueden llevar a sus hijos al colegio, darles de comer y cuidarlos bien, pues trabajan en casa.

« Allí es donde nosotros queremos trabajar”.

Y es que Matías siempre ha pensado, lo dice y lo sostiene, que cambiar el mundo es cambiar una vida por lo menos. Y si todos nos ocupáramos de cambiar al menos una vida, podríamos sumar esfuerzos y generar un cambio más grande, tal como lo está logrando Ondulé que por cierto, ya analiza replicar este modelo de emprendimiento social en México y otros países de América Latina, la región más desigual del mundo.

juegete de cartón

Elizabeth Palacios

 

Otros retratos en español :
Cerrando el ciclo
KUKUA